Sobre el autor del Blog.

Nombre: Gerson Arroyo Vílchez

Profesor de Estudios Sociales y Educación Ciudadana, egresado de la Universidad Nacional de Costa Rica, actualmente labora como docente en una institución de educación secundaria en el sector privado.

Este blog contempla una sistematización de las actividades y los aprendizajes logrados en el seminario: Reflexiones nuestro futuro educativo, en la Universidad Estatal a Distancia, en el tercer cuatrimestre de 2012.

Este blog pretende, también, ser un espacio para intercambiar opiniones sobre nuestro futuro educativo, ante las exigencias de la sociedad actual que cada día ahogan con más fuerza nuestro sistema educativo, por tanto urge repensar él sus objetivos, para que pueda responder a las exigencias actuales. 1

Publicado en Unidad I | Deja un comentario

Reflexiones finales y autoevaluación

Reflexiones

A lo largo del desarrollo de las diferentes unidades del curso, hemos podido generar mediante las diferentes actividades (foros, Cmaps, trabajos colaborativos, cuadros comparativos), una serie de aprendizajes los cuales sin duda alguna son de gran importancia para la mejora continua de nuestro quehacer docente en las aulas, entre los cuales podemos resaltar los siguientes:

1. La neurociencia, como la ciencia que estudia el funcionamiento del cerebro y sus repercusiones en el aprendizaje, es una ciencia en la cual la docencia debe ahondar mucho más, ya que esta permite que como docentes tengamos una visión más holística del comportamiento humano y con ello podemos mejorar los resultados obtenidos en los proceso de enseñanza y aprendizaje.

2. Nuestro sistema educativo requiere ser replanteado, los ejemplos de reformas que se han dado en otros países como Finlandia en materia de políticas públicas dirigidas a la educación y la formación docente, pueden ser un buen ejemplo y punto de partida para que la educación en nuestro país termine de trascender, esto porque a pesar de las mejoras que se han intentado aplicar, hay mucho por mejorar todavía, y para ello se necesita una reforma integral de todo el sistema educativo.

3. La equidad de género en educación, es un tema pendiente de abordar desde las políticas públicas, si bien es cierto se han realizado acciones en pro de lograr la igualdad de género, como la adopción de la CEDAW, la ley de igualdad real, entre otras, hay mucho por hacer todavía, esto debido a que a lo largo de la historia de nuestro país se ha cultivado una cultura machista la cual va ser un tanto difícil de erradicar, por lo tanto se requiere de esfuerzos coordinados desde las instituciones que lideran la educación en nuestro país, los centros educativos y las comunidades, para que poco a poco lo que ya esta normado se cumpla y a partir de ello se busquen nuevas opciones más eficientes, para que poco a poco se valla logrando la igualdad de género en nuestra sociedad y nuestra educación.

4. El conflicto es un proceso natural en donde hay relación humana, por tanto su canalización debe dejar algo positivo, para ello debe aplicarse la resolución alternativa del conflicto, ya que solo así se logrará sacar provecho del conflicto. Nuestro sistema educativo, en los últimos años ha sido víctima de la inseguridad ciudadana que se vive actualmente en nuestro país, a tal grado de ver docentes agredidos por estudiantes y agresiones entre estudiantes, ante ello el papel del educador debe ser fundamental en la prevención del conflicto, por lo tanto la RAC brinda una muy buena opción para lograr que se disminuya la violencia en las aulas de nuestro país y en nuestra sociedad.

Auto evaluación

El curso ha sido de mucho provecho, sin embargo creo que pudo haberlo sido mucho más, esto debido a que siento que faltó mayor interacción entre estudiante-estudiante, estudiante-profesor y profesor-estudiante, en el desarrollo de las diferentes actividades, por ejemplo en los foros, en donde siento que la interacción pudo haberse dado de manera más fluida y dejar mayores aprendizajes, puede que el tiempo pudo haber sido un factor que incidió negativamente en ello, por otra parte, el uso de las herramientas de la web 2.0 es muy provechoso, sin embargo creo que el poco manejo que tenemos (en mi caso personal) dificultó un poco para sacar mayor provecho a las actividades, al no tener una guía más específica sobre el uso de las mismas. En general, el curso cumplió con las expectativas de manera aceptable, los aprendizajes que se lograron en el mismo son muy importantes, para mejorar nuestro quehacer educativo.

Publicado en Unidad I | Deja un comentario

UNIDAD IV

Objetivo

Diseñar una propuesta para la toma de decisiones asertivas y la resolución alternativa de conflictos para el desarrollo integral de la(o)s estudiantes en las instituciones educativas costarricenses.conflicto

Hemos visto como a pesar de evaluaciones externas, de la creación de nueva legislación, del mejoramiento en la comprensión del cómo, cuándo y qué se aprende, entre otros aspectos más, la educación costarricense no termina de descollar en la esfera internacional no solamente en lo académico, sino en lo referente a la profesionalización en la mayoría de los ámbitos que competen al sistema educativo. Uno de esos ámbitos en los cuales aún se podría mencionar que se tiene un saldo negativo es en lo referente al ambiente de seguridad dentro de los salones de clase y centros educativos en general. Por ello, es el llamado que en esta sección se hace hacia una cultura de paz.

¿Cuáles elementos necesariamente deberían variar o cuáles se deberían potenciar de los ya existentes, en la labor cotidiana de los salones de clase o los centros educativos en general, para vislumbrar a corto plazo cambios significativos en lo que respecta a la conflictividad manifiesta en los últimos años en el país y que a la postre esto se plasme en un cambio cualitativo ascendente en el sistema educativo costarricense en general?

Si bien es cierto, se han creados leyes, se ha reflexionado sobre el cómo, cuándo y qué se enseña y se aprende, seguimos necesitando de más elementos para lograr que la educación costarricense se convierta realmente en el motor del desarrollo de nuestra sociedad y de nuestro país.

La Costa Rica, que ha sido durante décadas reconocida internacionalmente por su democracia, su población trabajadora, su ambiente de paz y tranquilidad (o al menos ese ha sido el discurso vendido), ha venido a transformarse en los últimos años en una Costa Rica insegura, en donde la población no puede salir tranquila a las calles por el temor de ser asaltado, las personas se han encerrado en sus casas con portones y tapias con sistemas eléctricos, entre otros. Para nadie es un secreto que dicha inseguridad se ha visto en evidencia en nuestras aulas, con actos violentos entre estudiantes, de estos contra profesores, de profesores contra estudiantes, situación que evidencia que hay problemas y aspectos que se deben mejorar, entre los cuales quisiera referirme a los siguientes:

• Planes de Estudio, si bien es cierto se han realizado reformas, como en el caso de educación cívica, con la implantación de los programas de ética, estética y ciudadanía, los ejes transversales, Hacia una Cultura de Paz, entre otros, hay materias como el caso de estudios sociales, en las cuales como los dice Mayor F. “Enseñamos a nuestros hijos la historia del poder. No la del saber. La de la guerra, no la de la cultura. Historia jalonada de acontecimientos bélicos, con el fragor de las armas como única banda sonora. Tenemos, pues, que cambiar. Sí, tenemos que aprender a pagar el precio de la paz, como hemos tenido que pagar el precio de la guerra” (Citado en Vega, R. 2005, p. 1). En el caso particular nuestro, se revisamos los programas de estudio de secundaria, nos vamos a encontrar con que la gran mayoría de temas, particularmente los referidos a historia, están basados en acontecimientos bélicos, guerras, personajes, por lo tanto como dice Mayor F “Tenemos también que desarmar la historia.(Citado en Vega, R. 2005, p. 1), y pasar a enseñar la historia del saber, la de la cultura, la de la paz y no basarnos tanto en acontecimientos que dependiendo del abordaje que se haga de ellos, promueven e incitan a la violencia.

• Formación docente, para nadie es un secreto que muchos de los docentes que hoy día se encuentran en las aulas, no tienen una buena formación, carecen de vocación ya que han llegado ahí por diferentes motivos, como por ejemplo, fue a lo único que pudieron ingresar, lo vieron como una carrera fácil (lo cual no es cierto), entre otras, situaciones que dificultan aún más que se dé un abordaje adecuado de los diferentes temas que pueden incitar a la violencia, dependiendo de su abordaje, lo que da como resultado, en muchos casos, docentes poco comprensivos, que intimidan a los estudiantes, con frases como “le voy a hacer una boleta”, entre otras, todo ello genera situaciones en los estudiantes que en un momento dado lo sacan y lo expresan mediante el uso la violencia. Por tanto es necesario cambiar esas actitudes.

Ante estas situaciones urge que en nuestro país se dé, en primer momento una mejor preparación docente con criterios más rígidos de selección de los mismos, una reforma integral a los planes de estudios para darle mayor énfasis a la formación analítica, critica, cívica y una cultura de paz, pero para que esto se dé va ser necesario esperar mucho tiempo, por lo tanto los resultados serían a largo plazo, pero debido a la gravedad del problema de inseguridad y violencia, se deben tomar acciones que den resultados a corto plazo, con lo que la propuesta de una reforma cultural, iniciada con la implementación Resolución Alterna de Conflictos (RAC) en el ámbito educativo debe convertirse en el punto de partida para otras iniciativas, ya que sus objetivos y estrategias van encaminadas a una labor preventiva, de intervención temprana, en etapa de formación de los niños y jóvenes, lo que permitirá que su cultura inicial sea de paz, no teniendo que desaprender comportamientos, ni modificar actitudes. (Vega, R. 2005, p. 1), por lo que podría ser muy efectivo al tratarse de una iniciativa preventiva y aplicada desde los primeros años, en los cuales el niño está abierto a la adquisición de aprendizajes que la van a guiar a lo largo de su vida.

Por otra parte, la formación docente es, uno de los retos que debe asumir nuestro sistema educativo, en relación al fomento de la cultura de paz, y el ejemplo que este debe ser para el estudiante, esto porque es común escuchar en muchos centros educativos tanto públicos como privados, la existencia de una ambiente tenso por diferencias que hay entre docentes, incluso se habla de desconfianza entre ellos mismos, de que no se relacionan, y esto en colegios catalogados como pequeños, donde quizás hay 20 docentes, lo cual es preocupante, ya que si esto se da a nivel de los docentes, qué ejemplo se le puede dar al estudiante sobre resolución pacífica de conflictos.

Ante ello es importante que el docente tenga claro las responsabilidades que tiene en su labor, al trabajar directamente -como lo explicas- con seres humanos en proceso de formación, y en cierta medida el futuro de un estudiante depende del ejemplo y la formación que reciba del docente, ya que quiérase o no el estudiante y su actuar va estar influenciado en cierta medida por la relevancia que para él haya tenido el docente, como su ejemplo a seguir, por tanto urge capacitación en este sentido.

Otro punto que quisiera comentar es el hecho de recordar que la violencia tienen varias causas, por lo que las soluciones que se busquen deben ser variadas de acuerdo al contexto en el cual nos ubiquemos, por tanto es necesario, pues, que la búsqueda de soluciones comience con un análisis tanto de los factores que la promueven (factores de riesgo), como de los factores que la inhiben (factores de protección). Esto nos lleva a una primera conclusión: mientras más sean los factores de riesgo presentes en una situación dada, mayor será la probabilidad de que la violencia se manifieste, por lo que es imprescindible reducir estos factores y aumentar los factores de protección. (Consejería de educación y ciencia, p. 15). En tal sentido, es importante mencionar que no solo la formación docente es un tema que abarcar para una buena aplicación de los mecanismos de resolución pacífica de los conflictos, sino que hay que involucrar también a otros actores como lo es la familia y la comunidad, para conformar un equipo de trabajo que realmente propicie un ambiente tranquilo, ya que si no hay esa compenetración los trabajos realizados desde la docencia pueden ver limitados sus logros.

Para ello, podrían realizarse diferentes actividades comunales como charlas, talleres, entro otros, en las cuales las familias se involucren con el centro educativo en la necesidad de buscar soluciones pacíficas a los conflictos, con lo que se logre un mejor ambiente y por tanto una mejor calidad de vida, en estas actividades se pueden poner ejemplos, estudiar casos, cambiar de roles, entre otras cosas, para que, el centro educativo, profesores, administradores, estudiantes, padres de familia y comunidad se unan en una sola causa, la de generar una cultura de paz, en la institución educativa y en la comunidad.

Bibliografía.

1. Consejería de Educación y Ciencia. Convivencia Escolar y Resolución Pacífica de Conflictos. Plan Andaluz para la Cultura de Paz y No Violencia. Materiales de Apoyo #2. Consultado en:

http://213.0.8.18/portal/Educantabria/RECURSOS/Materiales/Biblestinv/Andalucia_%20Convivencia_escolar_y_resolucionpacifica_conflictos.pdf

2. Vega R, R. (2005). Resolución alterna de conflictos en el Ámbito educativo: hacia una cultura de paz. Revista Futuros No 10. 2005 Vol. III. Consultada en: http://www.revistafuturos.info

Publicado en Unidad I | Deja un comentario

UNIDAD III

Objetivo

Identificar los principales desafíos y propuestas para garantizar la equidad de género en el acceso a un sistema educativo de calidad en Costa Rica.

En la actualidad poseemos una gran cantidad de legislación, que ha buscado socavar el modelo de sociedad prevaleciente, el cual se encuentra permeado de elementos machistas, adultocentristas, discriminatorios y no inclusivos. Pero aún con estos esfuerzos, perduran muchas de esas cadenas que siguen fomentando la injusticia laboral, de género, de etnia, entre otros más. Ante este panorama me surge la incógnita:

¿Qué políticas públicas (incluido lo educativo) y de índole privado se deben realizar de manera prioritaria para disminuir esta problemática? o ¿Si lo necesario es revisar lo ya existente en esta materia y hacer una aplicación real de esa legislación?

La participación paritaria de las mujeres en la educación es una condición imprescindible para promover la equidad e igualdad entre los géneros en el acceso, control y disfrute de los beneficios del desarrollo nacional. Promueve además, cambios sustantivos en la salud, la nutrición y el desarrollo de la familia, así como su acceso a la toma de decisiones en diferentes ámbitos de la sociedad. (Ministerio de Educación Pública, 2000- 2002, citado en Guzmán y Letendre, 2003. P. 2).

Sin lugar a dudas la lucha por la reivindicación de los derechos de las mujeres se encuentra presente desde hace ya varios años en diferentes sociedades a nivel mundial, de lo cual no escapa la sociedad costarricense, la cual a pesar de los avances que se han dado en dicha materia, ejemplo de ello es que con la ratificación de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer CEDAW en 1984, el país impulsó las primeras iniciativas dirigidas a eliminar estereotipos sexistas y prácticas que legitiman las desigualdades de género en el sistema educativo (Guzmán y Letendre, 2003. P. 2), este sigue teniendo presente elementos que atentan contra los derechos de la mujer.

Elementos entre los cuales se pueden mencionar “Los patrones socioculturales de género que reproducen prejuicios y prácticas sexistas dentro y fuera de las aulas, pues las desigualdades de género no se eliminan mediante el acceso paritario de las mujeres a los centros educativos. Perdura un “currículo oculto” que reproduce estereotipos de género, roles sexuales y relaciones sociales que promueven la subordinación y discriminación de las mujeres”. (Guzmán y Letendre, 2003. P. 8). Por lo que es importante realizar modificaciones a sistema educativo (fuertemente influenciado por el sistema patriarcal) en general y en ellas tomar en cuenta el tema de la igualdad de género,

No cabe duda de que la CEDAW y Ley de Promoción de la Igualdad Social aportaron una plataforma de trabajo para el movimiento de mujeres y otros sectores de la sociedad civil en sus esfuerzos hacia el logro y promoción de la igualdad y equidad de género en diversos campos, uno de ellos, la educación. Paralelamente dieron los lineamientos mínimos para que el Estado costarricense impulsara reformas jurídicas y políticas, y la creación de instituciones y mecanismos diversos para asegurarse de su cumplimiento. Este esfuerzo mancomunado facilitó cambios en materia de sensibilización ciudadana, legislación, políticas e instituciones.

A criterio personal considero que se ha venido trabajando en la elaboración de legislación que busca la igualdad de oportunidades para las mujeres, por lo tanto, más que implementar nuevas políticas públicas, creo que se debe revisar lo ya existente en esta materia y hacer una aplicación real de esa legislación, ya que muchos de los problemas que se siguen presentando obedecen a la falta de eficiencia y eficacia de la aplicabilidad de la legislación, tal y como sucede en diferentes temas de la legislación nacional y no solo en relación con la mujer. Para una vez lograda la eficiencia y la eficacia en la aplicación de dichas leyes identificar los elementos pendientes por mejorar y buscar esa mejora con nuevas políticas que realmente sean aplicadas y cumplan su objetivo, ya que de nada sirve crear más leyes si estas no son aplicadas en la práctica.

Me parece muy acertado hacer hincapié en la discriminación que sufre la mujer actualmente, esto a pesar de los avances que se han dado en la creación de legislación que busca brindarles igualdad, si bien es cierto la Asamblea Legislativa no ha venido funcionando del todo bien desde hace varios años (situación que se vive a nivel general en la institucionalidad del Estado costarricense), se ha buscado una mejora, ejemplo de ello es la adopción de la CEDAW, la aprobación de La Ley de Igualdad Social de la Mujer, entre otras. Con esto no estoy defendiendo el accionar de la Asamblea ni mucho menos diciendo que lo que hay es suficiente, lo que sí me parece es que hay complicidad tanto de la sociedad en general como de los entes que deben encargarse de velar porque la legislación que hay sea aplicada de forma eficiente y eficaz, ya que en el papel hay muchas cosas positivas, pero estas no se llevan a la práctica, situación que está causando que se siga dando discriminación hacia la mujer en el campo laboral y educativo, por mencionar un ejemplo.

Considero que más que seguir creando leyes que no van a ser aplicadas, se deben buscar estrategias para aplicar las ya establecidas y se debe también realizar una reforma integral al sistema educativo nacional, la cual permita un acceso igualitario a hombres y mujeres, y cuando hablo de reforma integral me refiero a los contenidos y objetivos del currículo, a la formación docente y todos los elementos que forman parte del sistema ya que este es el que ha estado de manera oculta contribuyendo al fomento de la desigualdad y discriminación hacia las mujeres, ya que perduran todavía prácticas docentes que reproducen la dominación de género prevaleciente. Fomentan la segregación por género en la elección de carreras, profesiones y oficios, incluyendo las universidades públicas y privadas (Guzmán y Letendre, 2003, p. 9). Aunado a ello, Perdura un “currículo oculto” que reproduce estereotipos de género, roles sexuales y relaciones sociales que promueven la subordinación y discriminación de las mujeres (Guzmán y Letendre, 2003, p. 8).

Ante lo anterior, por más leyes que se elaboren y más castigos que se impongan, se va lograr muy poco avance en materia de igualdad de género, si no se busca atacar el problemas desde la raíz, la cual es el mismo sistema educativo como ese ente reproductor de estereotipos de género, roles sexuales, entre otros elementos que llevan a prácticas sexistas y discriminatorias.

Por otra parte, institucionalidad costarricense (en general) está en entredicho, gravemente enferma y aquejada de terrible descrédito. Ese es un hecho evidente que, sin embargo, no es antojadizo ni casual. Alrededor de las instituciones políticas nuestras se ha generado un sentir popular de desconfianza ampliamente difundido el cual va dirigido a instituciones como La Sala IV, La Asamblea Legislativa, Partidos Políticos y sus dirigencias; y los poderes del Estado; a las municipalidades y al conjunto del poder judicial, entre otras.

Es importante considerar que esa institucionalidad, y las leyes que le sirven de fundamento así como las actuaciones de quienes ahí se desempeñan, no valen por sí mismas, sino que valen solamente en cuanto actúen con rectitud, justicia y razonabilidad y, por lo tanto, con respeto al pueblo, o sea, y más en concreto, respetando el derecho de este pueblo costarricense a tener una vida digna y decidir sobre sus destinos, velando con ello porque realmente se cumplan los derechos (Educación, Trabajo, Salud, Equidad de género entre otros) que la misma Constitución Política y las demás leyes establecen para cada uno de los costarricenses y que en la actualidad están siendo violentados.

Lo anterior lo refleja : “El 24 de noviembre de 1995 se llevó a cabo en el Colegio de Abogados el Primer Tribunal de Violaciones a los Derechos Humanos de las Mujeres en Costa Rica, que trató iniciativas regionales e internacionales en defensa de los derechos de las mujeres. En ese encuentro se concluyó que las mujeres no tienen igual credibilidad ante el sistema penal y familiar, ya que las resoluciones judiciales no toman en cuenta el concepto de sexo-género [1] con lo que le resta credibilidad a su experiencia y en muchas ocasiones se le sitúa en estado de indefensión”. (El Informe 2 del Estado de la Nación en su página 151).

Por otra parte, no solo el Estado y sus organizaciones son las que deben ser garantes de la igualdad, sino que cada uno de manera individual debe crear ese ambiente de equidad y respeto, por ejemplo a nivel familiar, pero, resulta que hoy día la sociedad costarricense, y para nadie es un secreto, atraviesa por una crisis familiar, por ejemplo según el Estado de la Nación; “ El fenómeno de la violencia intrafamiliar se evidencia cada vez con más fuerza, tanto a través de denuncias formales, como a través de los medios de comunicación. No obstante, se trata de una realidad parcialmente oculta, pues por factores culturales, ha existido la tradición de considerar la agresión en las familias como un asunto de carácter privado e incluso legítimo (CMF, 1995). Si bien hay una tendencia creciente a denunciar este tipo de violencia, este hecho no se puede interpretar como un incremento de la agresión. Más bien, puede ser que, como consecuencia de la sensibilización social sobre el tema, las víctimas perciban un mayor respaldo social para divulgar su situación”. (Proyecto Estado de la Nación. Informe 1. p.18).

Ante ello es un poco complicado el asunto, aunado a ello las instituciones que deben aplicar la ley no lo hacen, la situación empeora cada día, por tanto considero que la sociedad costarricense urge de una reforma educativa que permita al sistema realmente formar para la igualdad y el respeto ciudadano y no quedarse en los papeles como lo establece ya que de ahí no pasa, ante ello como docentes responsables debemos jugar un papel muy importante en la identificación del curriculum oculto en los programas de estudio, que lo que quiere es -parafrasenado a Marx- formar la mano de obro que el sistema necesita, y buscar estrategias que permitan realmente formar ciudadanos respetuosos, solidarios y honrados, los cuales, sin duda, escasean hoy día en nuestra sociedad, lo que nos ha llevado a una crisis social de la cual urge salir.

Bibliografía.

Proyecto Estado de la Nación. (1996) Estado de la Nación en desarrollo humano sostenible: un análisis amplio y objetivo sobre la Costa Rica que tenemos a partir de los indicadores más actuales. (1994 – 1995 y 1996). Informe 1 – 2 y 3. San José: Estado de la Nación.

Guzmán y Letendre (2003). Género y educación en Costa Rica. UNESCO. Education for All Global Monitoring Report 2003/4. Gender and Education for All: The Leap to Equality.

________________________________________
[1] El concepto de sexo-género se basa en el postulado de que la discriminación y subordinación de la mujer se debe a la existencia de un patriarcado mediante el cual se asegura el predominio de los hombres en las instituciones económicas, sociales y políticas.

Publicado en Unidad I | Deja un comentario

UNIDAD II

Objetivo

Comparar las políticas públicas costarricenses en materia educativa, con respecto a experiencias internacionales exitosas.nube-palabras-etica-ciudadania

Las características del mundo actual, exigen a los países repensar su sistema educativo, con lo que se esta dando mayor énfasis a las políticas públicas dirigidas al campo de la educación y a la formación docente, aquí cabe destacar el papel que han jugado países como Finlandia, Corea del Sur, Japón, Hong Kong, entre otros, los cuales son importantes puntos de referencia para replantear nuestro sistema educativo, al ver los logros que dichos países han obtenido en las reformas realizadas.

Evidentemente nuestro país está en un contexto completamente diferente, situación que nos lleva a pensar en cambios atinentes dirigidos a nuestra realidad pero con base a lo último que se viene haciendo en los países que son potencias en educación, el lograr los mejores resultados en los estándares internacionales, según los resultados que arrojan sus sistemas educativos.

En el siguiente enlace podrá consultar un cuadro comparativo, sobre las políticas públicas y la formación docente en los países mencionados.

Enlace: http://prezi.com/kigd-5ko5x4o/cuadro-comparativo-politicas-publicas-y-los-programas-de-formacion-docente-a-nivel-nacional-e-internacional/

Publicado en Unidad II | 2 comentarios

Objetivo

Adquirir conocimientos acerca del papel de la neurociencia aplicada a los procesos de aprendizaje en la educación secundaria.

¿Qué es la neurociencia y qué implicaciones posee sobre la educación media?

La neurociencia como la ciencia que estudia el funcionamiento del cerebro humano tiene importantes implicaciones sobre la educación, no solo la educación media, sino la educación en general, al permitir comprender que;

… El hombre sólo se completa como ser plenamente humano por y en la cultura. No hay cultura sin cerebro humano (aparato biológico dotado de habilidades para actuar, percibir, saber, aprender), y no hay mente (mind), es decir capacidad de conciencia y pensamiento sin cultura. (Morín,1999, p. 20, citado por Francis, 2005)

Por tanto, el estudio del cerebro podría brindar a los docentes, herramientas conceptuales que fundamenten las decisiones que orientan las acciones metodológicas, tanto en el ambiente pedagógico como institucional.

Tomando en cuenta lo anterior, creo fundamental hacer hincapié en algo que también menciona la autora Francis (2005), en el hecho de que el enfoque pedagógico que ha imperado en el aula escolar enfatiza estrategias que enfatizan más la repetición de datos desvinculados y sin sentido para los estudiantes. Dicha acción no facilita la transferencia del aprendizaje y probablemente interfiere con el desarrollo subsiguiente del entendimiento, inhibiendo de esta manera el funcionamiento efectivo del cerebro.

Teniendo en cuenta estas dos situaciones (el funcionamiento del cerebro y el cómo el enfoque pedagógico tradicional está interfiriendo de manera negativa en el funcionamiento del cerebro), creo que podemos establecer un alto en el camino, en el cual podamos reflexionar sobre lo que estamos realizando en nuestra labor educativa y con ello, partir hacia la búsqueda de herramientas conceptuales, acciones metodológicas y un ambiente pedagógico e institucional que puedan verdaderamente potenciar las capacidades neurológicas de nuestros estudiantes.

Bibliografía.

Francis, S. (2005). El Aporte de la Neurociencia para la Formación Docente. Revista Electrónica “Actualidades Investigativas en Educación”. Instituto de Investigación en Educación, Facultad de Educación, Universidad de Costa Rica.

¿Si los programas atinentes a las asignaturas de Educación Cívica y Estudios Sociales vigentes para educación secundaria, favorecen esa escuela tradicional a la cual haces alusión? y ¿si así fuese, puede el docente romper con ese modelo tradicional para potenciar el aprendizaje significativo de los estudiantes, sin menoscabar lo planteado en los programas vigentes de esas dos asignaturas?

Personalmente creo que los programas de estudios sociales (específicamente en los contenidos de historia) más que los de cívica, favorecen sin lugar a dudas la escuela tradicional a la cual hago mención, por los siguientes aspectos:

• Está basada en una periodización enmarcada en la historia política tradicional positivista, tal y como lo explican, Sequeira, Cartín y Carvajal (2009); la “ruptura temporal” está determinada por un “hecho singular” único e irrepetible. A lo que Fernand Braudel (citado por Sequeira, Cartín y Carvajal (2009) llamó: “corta duración” o “corto tiempo”, pues está representada por “acontecimientos” como la promulgación de límites entre países, de constituciones políticas, de declaraciones de guerras, fechas de batallas administraciones de jefes de Estado, fundación de ciudades entre otros.
• Ejemplo de lo anterior es la periodización histórica que se encuentra en los programas de estudio de estudios sociales del MEP (2005);
o Historia Antigua. (10 000 a.C- 1502 d.C, del poblamiento inicial a la llegada de los españoles).
o Proceso de Conquista. (1502-1575, de la llegada de los españoles a la consolidación político-admistrativa de Costa Rica como provincia del imperio español).
o La sociedad colonial. (1575-1821, a de la consolidación político-admistrativa de Costa Rica como provincia del imperio español a la independencia).
o Periodo republicano. (1821- 1948, de la independencia a la guerra civil de 1948).
o Costa Rica Contemporánea. (1949 a la actualidad, de la guerra civil de 1948 a la actualidad).
• En el caso de la geografía, no se da una situación muy diferente, ya que están basados en un enfoque más que todo descriptivo, memorístico, poca analítico y sin relación con el contexto inmediato del estudiantado.
• Por su parte, en cívica, con los programas de Ética, Estética y Ciudadanía, creo que ha permitido una mayor apertura y flexibilidad para ir poco a poco enrumbándonos hacia procesos de enseñanza-aprendizaje mediante los cuales el estudiantado pueda desarrollar ciertas competencias (análisis, criticidad, sentido de pertenencia, entre otras) que le exige la sociedad actual para un buen desenvolvimiento.

Sin embargo, a pesar de los aspectos antes señalados, considero que el docente responsable no solo puede, sino que debe, romper con ese modelo tradicional para potenciar el aprendizaje significativo de los estudiantes, como usted lo menciona.

En relación al cómo hacerlo, creo que el docente debe aplicarse a la búsqueda de estrategias innovadoras, mediante las cuales pueda, por ejemplo, en historia, salirse de las cuatro paredes del salón de clase y acercar al estudiantado con su historia, que este la sienta, se identifique, se incluya, una muy buena opción puede ser la utilización de la historia oral, las visitas a museos, el uso de las TICs, el abordaje de la historia de manera holística, entre otras. Por otra parte en geografía, una opción sería vincular al estudiantado con su contexto inmediato relacionando lo geográfico con lo cultural para después llevarlo hacia niveles macro.

Lo anterior, requiere de docentes con vocación y comprometidos con su labor, ya que para lograr lo anterior se necesita redoblar esfuerzos y trabajar horas extra, en pro de un aprendizaje realmente significativo, aunado a ello, significa, luchar en contra del sistema, ir contra corriente como popularmente decimos. Por tanto es un duro, pero muy bonito reto que debemos asumir como docentes responsables y con deseos de marcar la diferencia y lograr un verdadero aprendizaje para la vida en nuestros estudiantes.

Bibliografía.

1. Cartín, J; Carvajal, M y Sequeira, W. (2008). La Historia Problema y su Didáctica. Revista perspectivas. Ed. 5. Enero-Diciembre 2008. Pp. 01-27.
2. MEP. Programas de Estudio (2005). Estudios Sociales. II Ciclo. III Ciclo. Educación Diversificada. San José, Costa Rica.

Publicado en Unidad I | Deja un comentario

Reflexionando Nuestro Futuro Educativo, una labor de todos!!!

Reflexionando nuestro futuro educativo!!!

Publicado en Unidad I | 2 comentarios